Fin de la 1ª guerra mundial.

Fin de la primera guerra Mundial.

En la mañana del 11 de noviembre de 1918, la historia del mundo dio un vuelco. Tras cuatro años de los largos y duros combates que se llevaron a cabo en los frentes occidentales y orientales de Europa, donde los combatientes luchaban en condiciones infrahumanas tras las trincheras, llegó por fin el cese de las hostilidades. Este acontecimiento marcaría también el final de los imperios austro-húngaro, turco-otomano, ruso y alemán. En el interior de un oscuro y frío vagón de tren, representantes franceses y británicos de La Triple Entente y los representantes de los imperios alemán y austro-húngaro acordaron un armisticio y cesaron las hostilidades. El cese de las hostilidades sólo afectó al frente occidental, pues la guerra había terminado de hecho en el frente oriental (Rusia ya se había retirado de la guerra tras el armisticio de Brest-Litovsk, en marzo de 1918; Bulgaria firmó un armisticio el 29 de septiembre; Turquía el 30 de octubre, y los austro-húngaros el 3 de noviembre)

La Primera Guerra Mundial, un conflicto que dejó más de 20 millones de muertos entre civiles y militares y más de 20 millones de heridos en territorio europeo.